netsafe

Cómo clonar una tarjeta bancaria

Hoy me encuentro con un excelente artículo en CNN Expansión donde dan una serie de consejos sobre como evitar este mal que nos aqueja a todos, pero antes, voy a citar la explicación de cómo se clona una tarjeta.

 
¿Cómo clonar una tarjeta?

Clonar una tarjeta de crédito o débito a través de un cajero automático es un proceso sencillo que puede ponerte en un serio aprieto, por eso es necesario tener mucho cuidado al realizar tus transacciones en estas terminales.

El dispositivo más utilizado es un aparato diminuto cuyo nombre es “Skimmer”, se trata de un aditamento que se inserta en la ranura para la tarjeta en el cajero, tiene una cámara para captar en video cuando tecleas tu contraseña y, al deslizar la tarjeta al interior, se captura la información de la banda magnética.

Este tipo de aparatos no sólo es utilizado para clonar tarjetas en los cajeros, por lo que es necesario que cada vez que realices un pago no pierdas de vista tu plástico y conserves los comprobantes o vouchers para poder hacer la reclamación si aparecen cargos que tu no realizaste, y para tener el control de los lugares en que has utilizado la tarjeta.

Recomendaciones para evitar se víctima de éste tipo de fraude

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) te recomienda que, para evitar el mal manejo de las tarjetas de crédito y débito, sigas estos pasos de manera rigurosa cada vez que uses tu plástico.

1. No pierdas de vista tu tarjeta. En comercios donde se la entregas a un dependiente, considera un tiempo razonable para que ésta sea devuelta.

2. No reveles tu clave (el PIN) a nadie, ni lo lleves apuntado. Memorízalo.

3. Al seleccionar el PIN, evita lo obvio, como tu fecha de nacimiento, número de teléfono, número de apartamento, chapa de auto, etc.

4. Cuando uses el cajero automático, o hagas una compra en una terminal de una tienda, cubre el teclado con la mano o el cuerpo al introducir tu clave. Toma tu tarjeta y recoge el recibo, ya que este último suele tener información de tu cuenta.

5. Realiza las transacciones cuando y donde te sientas seguro, si por cualquier razón no te encuentras cómodo en un determinado cajero, deja tu transacción para más tarde o dirígete a otro lugar.

6. Nunca aceptes ayuda o sugerencias de extraños cuando uses el cajero automático.

7. Revisa a detalle tu estado de cuenta. Verifica que el saldo corresponda al consumo. Destruye tus estados de cuenta antes de echarlos en la basura. Igualmente destruye ofertas de crédito y otra correspondencia que contenga información de tus finanzas, porque estos datos pueden usarse para el robo de identidad.

8. Si detectas un consumo que no realizaste, notifícalo a tu banco de inmediato. Recuerda que tienes 90 días para recibir el reembolso por aquellas operaciones que no reconozcas siempre y cuando no hayan sido realizadas vía chip.

9. Antes de que deslicen por segunda vez tu tarjeta en la máquina, pide al dependiente que espere a que llegue la autorización, así evitarás cargos duplicados.

10. No entregues tu tarjeta a desconocidos y no des el número de tarjeta a nadie si no eres tú quien inicia una compra. Ojo con ofertas de premios si das tu número o datos, y otros fraudes. No des información de tus cuentas por teléfono, en especial si es una llamada que no has iniciado tú. Muchos números de tarjeta son robados de esta manera.

11. No lleves más tarjetas en tu billetera o bolsa de las que uses normalmente, así limitas los dolores de cabeza si perdieras o te robaran la billetera o el bolso. También evita llevar la tarjeta de seguro social o documentos que tengan ese número.

12. Ten a la mano los teléfonos para notificar al banco en caso de robo o extravío, muchas veces el número de atención telefónica viene en la misma tarjeta, procura escribirlo en la memoria de tu celular o en una agenda que puedas consultar de manera inmediata.

Como siempre digo en este tipo de situaciones, un poco de sentido común y paranoia es la mejor combinación para no caer por inocente en estos ya populares fraudes electrónicos.

Fuente: CNN Expansión Por: Viridiana Mendoza Escamilla

2 pensamientos sobre “Cómo clonar una tarjeta bancaria”

  1. Buenas Alex estuve en tu conferencia seguridad informática en maridad muy buena por cierto… con relación a este punto sabes que tanto mas seguras son las tarjetas con chip… y por que.

    1. El chip agrega cierta capa de seguridad al almacenar la información allí en vez de en la cinta magnética que es más fácil de vulnerar. El problema es que ya surgen lectores de esos chips que intentan con fuerza bruta obtener la información, así que solo diría que es a medias el asunto, aunque de momento sí son seguros.

Deja un comentario